A las 8:30 de la mañana tenía una clase llena de alumnos esperando a que les diera su hoja doble y su hoja de enunciados para hacer el examen de matemáticas de septiembre.

Pero antes de eso, quiero contaros que me he ido al colegio antes, casi directamente a la clase. Me he sentado en el aula donde iba a realizar el examen. He encendido el ordenador y me he puesto a trabajar sin decir nada. Han llegado los primeros alumnos me han preguntado donde se iba a realizar el examen y se han sentado. Sin decir nada más, me he callado. Y ellos se han quedado en silencio también. Han ido llegando, más y más alumnos hasta que se ha llenado la clase. No había ninguna voz más alta que otra, no se notaban nervios y se iban tranquilizando hasta quedarse en el silencio. He tenido una sensación rara. Normalmente tengo que decir que comienza el examen para que se callen y tenga toda su atención sobre mí. Me ha parecido muy raro.

Los alumnos han hecho el examen. Me han ido enseñando los ejercicios que les había recomendado. Y después de hora y media cuando ha terminado a tiempo ya habían entregado todos. Puff, ya está, ¡las notas van a ser bajísimas! Cuando he vuelto de tomarme el “obligado” café me he puesto a corregir. Tomé la primera pregunta y se la corregí a todos. Después la segunda, y así sucesivamente. Al final sumé todos los puntos de cada examen y miré quien ha aprobado y quien ha suspendido. Y sorpresa, han aprobado más del 75 % de los alumnos. En ese momento me dije, lo habré puesto más fácil. Pero rápidamente recordé que este examen lo puse en septiembre de hace 4 años. “Cualquier tiempo pasado fue mejor”. He ido a mi registro de notas de aquella época y he comprobado que en aquella ocasión se superó ligeramente el 50 %. Por si acaso, he comprobado los últimos 8 años y normalmente están entorno al 50 % los que aprueban por sí mismos.

Llegados a este punto, me planteo habrá tenido que ver que los alumnos, antes de comenzar el examen, han estado mucho más tranquilos que otras veces. ¡Yo creo que sí! Os invito a que realicéis la prueba mañana si tenéis examen y que me comentéis vuestra experiencia. Y si tenéis alguna otra experiencia con los exámenes de septiembre el blog está abierto 24 horas para que lo comentéis.

15, 14, 13, 12, …