Todo lo bueno tiene su final. Y este me va a costar mucho. Ver dia a día, y en todo momento como crecía mi chiquitín y ahora tener que dejarlo es algo muy duro.

El próximo martes 2 de noviembre regreso a las clases. Lo hago con aires nuevos, con una sonrisa de oreja a oreja que no se me quita desde que nació mi hijo.

Os recuerdo que tenéis que terminar los temas de fuentes de energía alternativas y usos domésticos de la energía, con sus actividades correspondientes.